El Coso Digital

domingo, 19 de agosto de 2007

Jesulín indulta el cuarto toro en la Plaza de Tarifa




Un cartel de lujo para la ciudad de Tarifa, punto final de nuestra grupa con el continente africano. Nada menos que Jesulín de Ubrique, Salvador Vega y Miguel Ángel Perera, que sustituyó al cogido Cayetano.

Con un lleno y una tarde maravillosa de sol, pero con el viento de nuestro Estrecho que no paró hasta el tercer toro con la bajada de la marea. Además, nos encontramos que el ganadero Núñez del Cuvillo mandó una corrida extraordinaria. Los cuatro primeros resultaron superiores, algo tapaditos de cara, pero nobles, con raza y calidad. En los tres primeros, ante su nobleza, los matadores no hicieron caso del viento y torearon tan bien con el capote y la muleta, con la suerte de matarlos de una estocada, desorejando a los mismos.


Y llegó el cuarto toro, llamado Mirón, con el número 45, de una raza enorme, que siguió la muleta a Jesulín como embrujado por el movimiento de la misma, ejecutando perfectamente los pases de la Tauromaquia. Y así, ante el bueno del toro y lo mejor del torero, llegó el momento en que el mayoral que se encontraba en la plaza fue el primero que pidió el indulto, terminando el público que llenaba el coso solicitándolo. Finalmente, el presidente confirmó la petición. A Jesulín se le concedieron simbólicamente las dos orejas y el rabo del toro indultado.

Salvador Vega y Perera, a pesar del buen hacer en sus dos últimos toros, no cortaron por culpa de los aceros.