El Coso Digital

jueves, 28 de junio de 2007

Análisis de la Feria de Alicante

L.C./D.F.
El pasado lunes terminó la Feria Taurina de Hogueras de Alicante. Ha sido la más larga de la historia de nuestra querida plaza de toros, ya que se han celebrado nada menos que nueve corridas de toros, una de rejones y dos novilladas picadas. En total, doce festejos mayores, en los que hubo cabida para 27 matadores, tres rejoneadores y seis novilleros. Casi todos los matadores encabezan el escalafón taurino. Unos carteles muy bonitos para tener éxito, con tres llenos y excelentes entradas. En un serial tan largo es natural alguna ausencia, como las de Hermoso de Mendoza, sustituido por Leonardo Hernandez y Morante de la Puebla por El Juli.


Nunca se habían concedido tantos trofeos como en esta feria y hemos visto recibirlos a pares. Ha sido el caso de Eugenio Pérez, Rafaelillo, Andy Cartagena, Pepín Liria, El Cid, Sebastián Castella, Alejandro Talavante, Miguel Angel Perera, Alejandro Esplá, Manzanares, El Juli, El Cordobés y Javier Conde. Decir que con muchos de ellos se tuvo gran benevolencia a la hora de concederlos.

En cuanto al ganado, han traído de todo. Sí hubo algunos toros sueltos que merecen premio, pero en conjunto las corridas han sido sin trapío, chicas. Osea, el aficionado ha sido perjudicado en cuanto a la Ferias anteriores. No hablemos de los Miuras, en fin, esperamos que se subsane.

Y lo que no gusta es reseñar las cogidas, ya que por desgracia las hubo. A Pepín Liria le dieron un golpe en la cara y un revolcón espantoso, una cornada a Finito de Córdoba y a José María Manzanares, que tuvieron que pasar por el Hospital. Antonio Delgado, banderillero, le fracturaron la mandíbula y el portonero, que aún sigue grave después de otra cogida. En fin, una feria que tuvo de todo.

martes, 26 de junio de 2007

El Cordobés, Liria y Javier Conde abren la puerta grande de Alicante


L.C./D.F.
La última corrida de la Feria de Alicante supuso el apoteósico final ya que se cortaron ocho apéndices y los tres matadores salieron por la puerta grande del coso de la Plaza de España. Se lidiaron toros de Vegahermosa y de Jandilla. Los astados, salvo el primero, fueron buenos, con bastante casta y dieron buen juego.

Con esta materia se inició la corrida con El Cordobés. El diestro inició su lidia lanceando a su toro, que recibió dos puyazos. Después de las banderillas, se llevó al toro al centro del ruedo para dar unos derechazos y naturales, con mucho valor, haciéndole el péndulo al toro. Tuvo que darle cuatro entradas al astado para que cayera, recibiendo aplausos. En su segundo, después de un puyazo y brindar la faena al público, sacó el toro a los medios con unos buenos derechazos y naturales, con mando y temple, cerrando todo ello con pases de pecho. Terminó la faena con adornos, entre ellos, el salto de la rana y muy cerca de los toriles se echó a matar pegándole una buena estocada que le valió las dos orejas.


Pepín Liria, que sustituyó a El Fandi -que sufrió una fractura en un dedo en la Feria de León-, recibió al astado de rodillas con una revolera, con lo que logró aplausos. Un puyazo y brindis al público. Continuó en el centro del ruedo, de rodillas, dándole al astado cuatro pases por alto. Pepín Liria se levantó y continuó con derechazos y naturales rematando con el de pecho. Acabó su faena con una estocada y logró dos orejas. Indicar que al tirarse a matar el cuerno del astado le golpeó en el labio, causándole una herida sin gravedad y pasó a la enfermería. El sexto toro salió con mucho ánimo, dándole unos buenos lances y recibiendo un puyazo, que lo dejó casi entero. Se le colocaron banderillas y lo brindó al público. Inició su faena con un trasteo, saliendo con el mismo hasta el centro del ruedo y rematando con el de pecho. Derechazos y naturales y cuando más emocionante estaba toreando, fue cogido pero sin consecuencias. Continuó con pases de adorno para pasaportar al astado un pinchazo y estocada sin puntilla, llegando a sus manos las dos orejas.


Javier Conde empezó su faena con dos verónicas y una media de muy buen gusto. Un puyazo y un pinchacitos. Tras las banderillas, sacó al toro a los medios, dándole unos derechazos y el de pecho. A continuación, renunció a seguir toreando por haberle hecho el toro un extraño, lo que dio lugar a que le pitaran. Tres pinchazos, media estocada y más pitos. En su segundo, inició su faena con un trasteo, mezclando varios pases y terminando con una chicuelina. Tras un puyazo y banderillas, brindó al público. Ejecutó dos tandas de naturales con un buen son, adornándolas con muchos pases, logrando los aplausos del público, lo que le animó a continuar con su forma un poco teatral de hacer los adornos. Con un pinchazo y estocada, después de un aviso, le concedieron las dos orejas.

lunes, 25 de junio de 2007

Apoteósico final de la Feria Taurina de Hogueras

Los tres toreros que participaron en el último festejo taurino de la Feria de Hogueras de Alicante de 2007 abrieron la puerta grande del Coso de la plaza de España.

El Cordobés cortó dos orejas, cuatro Pepín Liria, que toreaba en sustitución del Fandi, y dos orejas Javier Conde.

En total se cortaron ocho apéndices, lo que supone un apoteósico final de la feria de Hogueras.

Mano a mano descafeinado y sin rivalidad


EL JULI CORTA TRES OREJAS Y MANZANARES DOS, SIENDO CORNEADO EN SU ÚLTIMO TORO

L.C./D.F.
La corrida de ayer que se componía de un mano a mano entre dos toreros que no tenían ninguna rivalidad ni motivos para montar una corrida de esta clase resultó buena, a pesar de que se lidiaron dos toros, el primero y el sexto de la ganadería de Hermanos García Jiménez, el segundo de Peña de Francia, y el tercero, cuarto y quinto de Ventorrillo. Como sobresaliente actuó el matador Víctor Blázquez, pero no le dejaron hacer ni un quite. Además, tampoco hubo rivalidad entre ambos toreros, pues, pese a ser tradicional en un mano a mano que se efectúen varios quites entre matadores para demostrar que se puede o no con uno de los toros del contrario, no se hizo en este caso.


El Juli tuvo que cuidar a su primero, que resultó ser bastante flojo, para que no se cayera. Tras un puyazo, el matador le dio derechazos y naturales, rematando con el de pecho. A continuación, hizo una faena cuidada por la flojedad del toro. Terminó con un remate de pecho, recibiendo aplausos. Como se pasó en la lidia le tocaron un aviso, media estocada y descabello. Aplausos. A su segundo, tercero de lidia, un colorado ojo de perdiz, le dio tres verónicas muy buenas rematadas con la media e hizo un quite por chicuelinas. Se continuó con dos pares de banderillas, estatutarios y cita desde el centro del rueda, dando unos buenos naturales y derechazos. Cuadró al astado en la puerta de toriles con una estocada que bastó. Finalmente recibió una oreja. En el quinto, tercero de su lidia, lanceó para continuar con un puyazo y banderillas. Con unos pases por alto se fue al tercio con derechazos, naturales y el de pecho. Repitió por alto, todo ello con buena ejecución, lo que animó al público y tras una gran estocada, el toro murió sin puntilla. Dos orejas.

José María Manzanares, que como ya adelantó El Coso Digital resultó corneado durante la lidia, comenzó su primero, un toro flojo y rezagado, con derechazos y naturales. Acabó con el astado con una estocada y obtuvo aplausos. En el cuarto, mejor en hechuras y sin casi tocarlo con la capa, recibió dos puyazos. Manzanares toreó sin fijación, ofreciendo naturales sueltos y derechazos, ayudados por alto. Concluyó con una estocada tendida y descabello, recibiendo dos avisos y aplausos. Al sexto lo lanceo muy bien, dando una media de calidad. El astado recibió un puyazo, tras lo cual, el diestro se lo brindó al público. Inició su faena con unos pases por bajo para encelar al toro, continuando con naturales y el de pecho. Enlazó una serie de derechazos con muy buena ejecución, levantando al público con grandes aplausos. Pero cuando estaba confiado, toreando por naturales, recibió una cornada con dos trayectorias, una hacia arriba de catorce centímetros y otra descendente de ocho en su muslo derecho. Tras matar al astado el matador fue curado en la enfermería y trasladado al Hospital, donde permanece ingresado. Antes de retirarse para ser atendido de su herida, Manzanares, cojeando, dio al toro una estocada certera. El presidente le concediéndole dos orejas.

El Juli renunció a salir por la puerta grande en solidaridad con su compañero José María Manzanares. Espectáculo para el Lunes 25 de junio:
Novillada con picadores.
Toros de la ganadería de Vegahermosa para Manuel Díaz El Cordobés, Javier Conde, Pepín Liria.

domingo, 24 de junio de 2007

Manzanares sufre una cogida en el Coso de Alicante

L.C./D.F.
José María Manzanares sufrió una cornada durante la lidia del último toro del décimo festejo taurino de la Feria de Alicante. El matador alicantino resultó herido en el muslo derecho. El diestro logró continuar la lidia después de que un peón le colocase un torniquete. Finalmente, Manzanares pasaportó al astado de una certera estocada y pasó inmediatamente a enfermería. Le concedieron dos orejas, las cuales le fueron entregadas por su peón.

El Juli, que logró tres apéndices, en solidaridad con José María Manzanares renunció a salir por la puerta grande al no poder acompañarle el diestro de Alicante.

-Actualizado el 25 de junio de 2007-

Manzanares abre la puerta grande en una tarde de poco toreo

UN BANDERILLERO EN EL HOSPITAL TRAS UNA COGIDA



L.C./D.F.
El diestro José María Manzanares abrió la puerta grande del Coso de Alicante en el décimo festejo de la Feria de Hogueras, en una tarde en la que hubo poco toreo y mucha alegría. Cayetano logró una oreja. Lo más lamentable fue la cogida que sufrió un banderillero de Manzanares que tuvo que ser trasladado al Hospital de San Juan con traumatismo cráneo-encefálico. Pese a que los astados de la ganadería de Zalduendo tenían buena presencia, no fue la tarde de los diestros, que se limitaron a torear poco, recorriendo mucho la plaza y dando excesivos pases. El público asistente, compuesto en su mayoría por féminas, llenó hasta la bandera el coso de Alicante.

Rivera Ordóñez, en su primer astado, lanceó con la capa al toro que recibió dos puyazos. En banderillas, volteó a uno de los peones sin consecuencia alguna. El diestro dio algunos derechazos y naturales al son del toro, necesitando cinco pinchazos para que el astado se acostara, recibiendo un aviso. Aplausos. En su segundo, Ordóñez colocó las banderillas pero sus formas no tuvieron el brillo propio de un matador. Continuó con muchos mantazos sin poder ni dominio alguno, pero que divirtieron al público. También tuvo mala suerte a la hora de matar, pues necesitó cinco pinchazos y una estocada, siendo aplaudido.

En el segundo de lidia, José María Manzanares, recibió al toro con dos revoleras de rodillas y dos puyazos en una sola entrada. El banderillero, Antonio Delgado, tuvo mala suerte y al salir de la colocación de un par de banderillas, lo cogió el astado siendo atendido en la enfermería con traumatismo cráneo-encefálico y un golpe en la mandíbula. Fue trasladado al Hospital de San Juan. Manzanares desarrolló su faena con derechazos y naturales y con una estocada bien puesta. El presidente le concedió una oreja. El diestro, que toreó el sexto de la tarde, tras un acuerdo con Cayetano, después de la colocación de banderillas, se limitó a derechazos y naturales y algunos adornos. Con una estocada que bastó. Se le concedió una segunda oreja, con lo que abrió la puerta grande del coso alicantino.


El tercero de la tarde, tras un puyazo y después de que Cayetano se lo brindara al público, al darle unos pases con la derecha, se rompió la pata. Ante la impotencia del mismo, no hubo más remedio que matarlo. Se aplaudió al torero. El diestro, durante el quinto, ofreció una lidia toda llena de muy malos hechos, pues nada más que se vio capotazo tras capotazo. Los peones lograron aplausos en la colocación de banderillas. Como venimos diciendo, los derechazos y naturales de Cayetano no tuvieron ni mando ni temple, ya que solamente se corrió la mano al son del toro. A continuación, al entrar a matar, la estocada fue tan baja en un lateral, que dejó al toro cojo, con lo cual se acostó y fue apuntillado. No obstante, el público, con demasiada alegría, llenó la plaza entera de pañuelos blancos para pedir las dos orejas. Pese a ello, el presidente con buen criterio concedió solo una oreja.
Espectáculo para el Domingo 23 de junio:
Corrida de toros.
Toros de la ganadería de los Hermanos García Jiménez. Mano a mano entre El Juli y José Mari Manzanares.

sábado, 23 de junio de 2007

Alejandro Esplá abre la puerta grande en su primera novillada con caballos

L.C./D.F.
Poco público en el noveno festejo de la Feria de Alicante, una novillada celebrada el 22 de junio a las doce del mediodía. Se lidió una corrida de Fuente Ymbro, también muy bien presentada y manejable. Alejandro Esplá abrió la puerta grande al cortar dos trofeos con su buen hacer.

Abel Valls, de grana y oro. Pinchazo, en el primero, estocada y vuelta al ruedo. En el cuarto dos pinchazos y estocada y aplausos.

Diego Lleonart, de rosa y oro. Dos pinchazos y estocada honda, Saludos. En su segundo, estocada, petición de oreja y vuelta al ruedo.

Alejandro Esplá, de azul y oro, novillero alicantino e hijo del famoso matador de toros Luis Francisco Esplá, que debutó en una novillada con picadores, notándosele muchos detalles para ser un buen novillero. En su primero, el tercero de la novillada, culminó con estocada y oreja. En el sexto, estocada y descabello y oreja, lo que le abrió la puerta grande.

Corrida encastada y con algo de genio

FINITO DE CÓRDOBA SUFRE UNA GRAVE COGIDA EN SU SEGUNDO

L.C./D.F.
El matador Finito de Córdoba sufrió una grave cogida durante la lidia de su segundo toro del octavo festejo taurino de Alicante, teniendo que dejar su faena, que fue concluida por Tejela. Los astados de Fuente Ymbro destacaron fuerza y genio durante la corrida. Baste decir que recibieron entre todos doce puyazos y ocho picotazos. El primero resultó algo bronco y el resto encastados, lo que animó mucho al respetable. Para dos de ellos se pidió la vuelta al ruedo. Miguel Ángel Perera abrió la puerta grande

Finito de Córdoba, que vestía de granate y negro, después de un puyazo y tres picotazos desarrolló una faena ejecutando dos tandas de derechazos cerradas con el de pecho. Remató la faena con un pinchazo, una estocada baja y silencio. En su segundo, tras un puyazo y con derechazos bien rematados y tras dominar al toro, el diestro se confió y en un descuido, a la salida de un pase, fue corneado. De momento parecía que el torero no tenía daño de importancia, pero al marearse, tuvo que ser retirado a la enfermería. Tejela despacho al astado llamado Pardillo, de una estocada. El presidente concedió una oreja a Finito, la cual fue recogida por un peón que se la llevó a la enfermería.

A Matías Tejela, con traje verde y oro, le tocó un toro bueno, castaño, llamado Ciego, al cual le dio unos buenos lances a la verónica. Tras cinco puyazos, se lo llevó al centro de la plaza e inició la faena con derechazos muy bien ejecutados, naturales y adornos, pero tuvo la mala suerte de darle un bajonazo, dos pinchazos, recibiendo un aviso. Tras una estocada, le aplaudieron. En su segundo, un toro con bastante cuajo y poder, entró a caballo colocando un buen puyazo, y empujando con fuerza, tras ser banderilleado, Tejela ofreció unos derechazos muy buen ejecutados y con mando, corriendo la mano muy bien en sus naturales y con una estocada sin puntilla. Recibió una oreja.

Miguel Ángel Perera, con verde, claro y oro, lanceó y tras un puyazo y banderillas, se fue al centro del ruedo. Brindó al respetable su faena, ejecutando dos veces sin moverse del sitio el pase cambiado, con mucha quietud, fue realizando unos derechazos y naturales. Estocada son puntilla y oreja. Su segundo, al salir de chiqueros, se partió la pezuña, siendo cambiado por el primer sobrero de color negro, llamado Sacacuartos. Recibió un puyazo, que no bastó, ya que quedó con mucha fuerza. Perera hizo una larga faena con muchas ganas para cortar otra oreja y lo consiguió tras unos derechazo de mucho valor. Estocada y abrió la puerta grande con su segundo trofeo.

Espectáculo para el Sábado 23 de junio:
Novillada con picadores.
Toros de la ganadería de Fuente Ymbro para Abel Valls, Diego Lleonart, Alejandro Esplá.

viernes, 22 de junio de 2007

Corrida de expectación, corrida de decepción

EL SEXTO DE LA TARDE CORNEA GRAVEMENTE A UN PORTONERO
L.C./D.F.

El séptimo festejo de la Feria de Alicante provocó una gran decepción entre el respetable pese a la expectación generada por el cartel. Uno de los diestros más esperados, tras su reaparición en la Monumental de Barcelona, José Tomás, no logró ni tan siquiera una oreja en su aparición en Alicante, debido, sobre todo al ganado presentado por las ganaderías de Garcigrande -segundo, cuarto y sexto- y por Domingo Hernández -primero, tercero y quinto-. El ganado en general fue chico y sin cuernos, sin presencia alguna. Indicar que se contabilizaron siete avisos durante la lidia de los seis astados. La nota más negativa fue la cogida que sufrió un portonero del coso taurino cuando el sexto de la tarde, en un descuido se escapó del ruedo, lo que generó momentos de pánico entre el respetable.

Enrique Ponce dio a su primer toro cuatro verónicas y media, y tras recibir un puyazo el astado, el matador se lo brindó al público. A continuación, con dos tandas de derechazos muy bien ejecutados, naturales y el de pecho con unos molinetes, Ponce cuadró al cornúpeta. Mató con un pinchazo sin soltar, otro pinchazo más en lo alto que acostó al toro, con un aviso y recibió aplausos. Su segundo, que demostraba mejor presentación, pero que era imaginaria, recibió un puyazo. El diestro empezó muleteando al toro para sacarlo a los medios, unos derechazos y naturales sin ligar tandas, casi uno a uno, lo que enfrió al público. Tras un abaniqueo, pinchazo sin soltar, estocada baja y dos descabellos. Recibió dos avisos. Aplausos.


José Tomás que venía con la euforia y el triunfo de Barcelona el pasado día 17, no tuvo éxito en su actuación en Alicante por la birria de ganado que eligió y que nunca, si no él, sus representantes, debían haber aceptado. Con este cuadro empezó su faena en el segundo astado con un chico toro, que parecía que no tenía ni cuernos. El toro recibió un puyazo y fue mal banderilleado. El diestro comenzó con unos pases por alto y derechazo en el centro del ruedo. Continuó con otra tanda corriendo bien la mano, siempre con su aspecto estético y quieto. Unos pases de pecho, naturales que se aplaudieron, y haciendo el péndulo le dio unos pases y cerró con manoletinas. Un pinchazo, estocada, descabello, recibiendo un aviso. Hubo una pequeña parte del público que pidió la oreja y en definitiva, fue aplaudido. Esto fue lo que José Tomás realizó, pero en definitiva no tuvo ni aliciente ni emoción por la pequeñez del astado que bien parecía un utrero en lugar de un toro. En el quinto de la tarde pasó sin pena ni gloria y con dos pinchazos y estocada, se acostó el toro y le dieron otro aviso.

Francisco José Palazón, en su primero, con tres derechazos y un desplante, pero sin son en los mismos, lo cuadró para matar dándole dos pinchazos y dos avisos. Silencio. El sexto, después de haberlo picado, en un descuido o falta de atención, se coló por la salida de las cuadrillas, en el portón número dos, sin dar tiempo al portonero a cerrarlo, lo cual provocó el pánico entre el público de los tendidos. En la parte interior, estaba la segunda puerta cerrada, pero con la mala fortuna de que el empleado, Antonio Hernán, que estaba en ese momento haciendo su labor fue corneado en tres trayectorias en el pecho. Según un comunicado del servicio médico, por unos milímetros no le produjo la muerte instantánea, y después de ser atendido se trasladó al Hospital General. El toro se enganchó con los petos del caballo y se pudo sacar al centro del ruedo, y continuar la lidia. Le hizo una buena faena Palazón, esforzándose lo máximo posible para que el público quedara contento, pero no tuvo suerte a la hora de echarse a matar, pues necesitó una estocada delantera y tres descabellos. Aplausos.

Espectáculo para el viernes 22 de junio:
Corrida de toros.
Toros de la ganadería de Fuente Ymbro para Finito de Córdoba, Matías Tejela, Miguel Ángel Perera.

jueves, 21 de junio de 2007

Talavante triunfa en su presentación en Alicante y abre la puerta grande

L.C./D.F.
Alejandro Talavante abrió la puerta grande del coso de Alicante en su presentación en esta plaza al lograr dos trofeos en su primero de la tarde, mientras que Esplá y El Juli recibieron una oreja cada uno. Con respecto a los astados, de la ganadería de Jandilla, el ganado tuvo buena presencia, buen juego y alguno, entre ellos el primero y el último, sacaron su casta y con ese material desarrollaron su faena los matadores anunciados en el cartel. Indicar que el primero de la tarde procedió de la ganadería de Vegahermosa, cuyo propietario es familiar del ganadero de Jandilla.

Luis Francisco Esplá, después de un lanceo inicial y un puyazo, colocó tres pares de banderillas, recibiendo aplausos. Cogió la muleta y al toro, que no tenía mucha fijación, lo fue toreando dándole pases sueltos recorriendo casi todo el anillo, y al final, casi en la puerta de toriles, le pegó un bajonazo y se acostó. Esplá recibió dos avisos. Con el cuarto, después de una verónica y un puyazo alto, hizo un quite por chicuelinas, colocó tres pares de banderillas y lo brindó al público. Con pases por alto cogido a la barrera, el matador inició su faena, con dos tandas de derechazos buenos y unos no tan buenos por la izquierda con desplantes. Estocada, descabello y oreja.

El Juli, en el segundo de la tarde, lanceó rematando con media y revolea. A continuación, el astado recibió un puyazo. El matador inició su faena por alto hasta colocarse en el tercio de la plaza. Con derechazos y molinete sin ligazón y dos pases por alto, colocó al toro que recibió finalmente un pinchazo y una estocada que bastaron. Recibió aplausos. El quinto salió muy alegre, veroniqueando y rematando con una revolea, un puyazo y brindis al público. Casi en el centro del ruedo se colocó el diestro de rodillas, toreándolo por alto y después, siguiendo con derechazos muy bien ejecutados y templando, naturales, dos redondos, terminó con una gran faena. De remate le colocó una gran estocada. Una oreja. El público reclamó con insistencia la segunda oreja y el presidente, incomprensiblemente, le privó al Juli, de la misma.

Alejandro Talavante, en el tercer toro de lidia, pudo hacer su toreo gracias al astado que le tocó en suerte. El matador hizo el paseíllo desmonterado, ya que era su presentación en el coso de la Plaza de España. Empezó haciendo un quite completamente quieto, cuyos lances remató con una media muy buena, logrando muchos aplausos. Después de que el toro recibiese un puyazo, Talavante ofreció un quite de frente por detrás muy quieto. Al salir del mismo tropezó y cayó pero siguió con sus lances que le valieron una gran ovación. Tras brindar la faena al público, se colocó como una estatua en el centro del ruedo y recibiendo al toro desde la barrera, le hizo el pase cambiado y continuó con derechazos y naturales rematados con el de pecho de muy buena ejecución. Transportó al toro de un pinchazo hondo muy bien ejecutado. Dos orejas, lo que le abrió la puerta grande del coso alicantino. En su segundo, el sexto de la tarde, aunque el toro no tenía grandes resabios le hizo una faenita de pases aislados hasta que se quedó parado. Talavante concluyó con una estocada atravesada y caída, otro pinchazo y dos descabellos que le costaron dos avisos. Silencio.

Espectáculo para el jueves 21 de junio:
Corrida de toros.
Toros de la ganadería de Garcigrande y de Domingo Hernández Martín para Enrique Ponce, José Tomás y Francisco José Palazón.

miércoles, 20 de junio de 2007

El Cid y Castella salen por la puerta grande

L.C./D.F.
El Cid y Sebastián Castella salieron por la puerta grande del Coso de Alicante, mientras que Jesulín de Ubrique recibió aplausos. Resaltar la buena actuación de los banderilleros Manuel Molina, Alcalareño, y Pablo Delgado, que acabaron saliendo al tercio a recibir los aplausos del respetable. Por su parte, los picadores solo estuvieron presentes, ya que los toros recibieron algunos puyazos y muchos picotazos. La corrida resultó pequeña, sobre todo en sus cuatro primeros. Los dos últimos toros de la tarde estuvieron bien de presencia.

Jesulín de Ubrique en su primero le tocó un toro sin fuerza alguna ni poder que a los cuatro muletazos se quedó completamente parado. No obstante, el matador intentó torearlo y ante las protestas del público tuvo que echarse a matar, recibiendo el toro una estocada baja. Algunos pitos. En su segundo, tras un picotazo y dos pares y medio de banderillas, lo brindó al público. El diestro se colocó de rodillas al lado de las tablas y con cuatro ayudados llegó hasta la raya de picadores. Algunos derechazos buenos y naturales con el de pecho, recibió un aviso y mató con dos pinchazos y descabello. Aplausos.

El Cid, como siempre con su toreo bien hecho y de emoción por su buen hacer, recibió a su primero con seis verónicas y una media, haciendo un quite por chicuelinas. Se lo brindó al público y sacando el toro a los tercios le dio tres derechazos hondos y buenos y cuatro naturales, todos ellos rematados con el de pecho. Después, cogiendo el estoque de matar le dio unas manoletinas dándole una estocada baja, logrando una oreja. El quinto toro, tras un lanceo y unos pases por delantales, recibió un puyazo. Le colocaron dos pares de banderillas, una de ellas muy buena, haciendo que saliera el peón a saludar. Con unos pases por alto y por bajo, El Cid sacó al astado al centro del ruedo, dándole una tanda de naturales y derechazos con desplante y adornos que hicieron levantar al público. Pinchazo sin soltar y otro pinchazo hondo que bastó, otorgándole el presidente una oreja que le abrió la puerta grande de la plaza de Alicante.

Sebastián Castella, en su primer toro, lo lanceó con verónicas, recibiendo el astado un solo picotazo, ya que no tenía para más. El matador francés continuó con un quite por chicuelinas, al que se ovacionó. El toro recibió tres pares de banderillas y el respetable aplaudió a su peón por la colocación de uno de los mismos. El diestro, tras brindar al público, se colocó en el centro del ruedo haciendo el pase cambiado, sin moverse con el de pecho y volvió a repetir la misma acción. Naturales muy bien ligados y derechazos y terminó con una buena faena en el mismo centro, pero siempre con los mismos pases. Con un repertorio de adornos le dio una gran estocada, recibiendo una oreja. El sexto, más quedado que este primero, recibió un puyazo desmontando al picador y con su fuerza derribó al caballo, quedando un poco lesionado el castoreño, por lo que no pudo continuar. Después, el francés realizó su faena con derechazos y naturales, lo que resultó casi monótono. Mató con un pinchazo y una estocada buena, recibiendo un aviso. Sebastian Castella logró una segunda oreja que le permitió salir por la puerta grande.

Espectáculo para el miércoles 20 de junio:
Corrida de toros.
Toros de la ganadería de Jandilla para Luis Francisco Esplá, Julián López "El Juli" y Alejandro Talavante.


lunes, 18 de junio de 2007

Pepín Liria abre la puerta grande del coso de Alicante

L.C./D.F.
El matador Pepín Liria salió ayer por la puerta grande del coso de Alicante
tras lograr dos orejas del cuarto toro de la tarde. Hay que destacar además y felicitar al ganadero Joao Palha por los astados enviados a la Feria de Alicante, ya que segundo, tercero, cuarto y quinto, fueron superiores. Destacar también que al tercero se le dio la vuelta al ruedo como reconocimiento. El Renco y Juan Bautista lograron una oreja cada uno.

Pepín Liria, en su primero, lanceo por verónicas. El toro recibió un puyazo y empezó su faena el matador por alto sacándolo al tercio de la plaza. El diestro ofreció naturales y de pecho, cambiando luego a la derecha, dándole dos tandas, pero sin fijación. Pinchazo y estocada y silencio del respetable. En el cuarto, después de recibir un puyazo, el diestro lo brindó al público y sacando su casta de gran torero y poniéndose en el centro del ruedo de rodillas le dio una tanda de derechazos con mucho valor y muy buena ejecución, corriendo muy bien la mano. Naturales, adornos y pasaportó al bravo toro de una estocada trasera y descabello. La presidencia le otorgó las dos orejas, que paseó con alegría dando la vuelta al ruedo y abriendo la puerta grande de la Plaza de Toros de Alicante.


Al Renco se le notó en su primer encuentro con el toro falta de decisión, a pesar de lo que este año lleva toreado. No obstante trasteo bien por bajo hasta los medios y en ese lugar le dio unas tandas de naturales y derechazos sin encontrar una buena conjunción de toro y torero. Culminó la faena con una buena estocada, matando al astado sin puntilla. Logró aplausos. En el quinto se fue a portagallola y ejecutó una larga afarolada rematada con unos lances de buena ejecución. Tras dos puyazos y un quite por giraldillas, El Renco se cogió a la barrera dando por alto varios pases, llevándose al toro al centro del ruedo y así, de una faena templando bien a su bravo toro, finalizó con un buen pase de pecho. La estocada fue muy buena y consiguió una oreja.

El francés Juan Bautista hizo el paseíllo desmontado ya que era la primera vez que acudía al ruedo de Alicante. Inició su primer toro con tres verónicas rematadas con una media, un puyazo, un quite por giraldillas y después de ser banderilleado lo brindó al público. Con un derechazo muy templado y al correrle magistralmente la mano, el toro se rindió a su maestría y el matador desarrolló una faena de naturales y derechazos con muy buena factura. Despachó al astado de una gran estocada, recibiendo una oreja. En su segundo, un poco bizco, hizo una faena bastante decente con unos molinetes por alto y unos derechazos bien rematados, terminando con un pinchazo hondo y descabello. Aplausos.

Espectáculo para el martes 19 de junio:
Corrida de toros.
Toros de la ganadería de Juan Pedro Domeq para Jesulín de Ubrique, El Cid y Sebastián Castella.

Aclaración: El rejoneador Leonardo Hernández logró una oreja en la corrida del domingo.

domingo, 17 de junio de 2007

Corrida de rejones en Alicante


Leonardo Hernández acompañó a María Sara y a Andy Cartagena en la corrida de
rejones celebrada en la plaza de Alicante
tras el percance que impidió a Pablo Hermoso de Mendoza estar presente en la misma. Los toros de Fermín Bohórquez se prestaron para el rejoneo, pasando todos de los 500 kilos, pero teniendo movilidad a pesar de su peso.

María Sara, en sus dos toros, colocó dos rejones, puso banderillas, tres pares de las cortas. En el primero, tras una demostración de doma y de tres rejones de muerte, el astado se acostó, siendo apuntillado. Dio una vuelta al ruedo. En su segundo toro no pudo descabellar y tuvo que bajar de su montura para intentarlo de nuevo. Finalmente, bajo el permiso del presidente, un peón de su cuadrilla descabelló al mismo. Obtuvo silencio.

Andy Cartagena utilizó varios caballos de su cuadra y con la buena doma de los mismos hizo una exhibición, tanto en uno como en otro toro, de buen jinete. En momentos dados casi toreó a sus astados colocando tanto banderillas largas como cortas y al ser ambos toros muertos de un rejón de muerte, se le fue otorgada una oreja en su primero y dos en su segundo, saliendo a hombros por la puerta grande.

Leonardo Hernández en su primero pasó desapercibido. Salió un torito poco boyante, aunque a él no se le vieron muchas ganas. Al tenerlo que descabellar, recibió un aviso. En su segundo, con un toro que se prestó más al lucimiento también hizo gala de la doma haciendo con el caballo molinetes y quiebros, lo que animó al público, recibiendo bastantes aplausos. Finalmente acabó con el astado con un rejón de muerte, recibiendo una gran ovación.

Espectáculo para el lunes 18 de junio:
Corrida de toros.
Toros de la ganadería de Palha para Pepín Liria, Antonio Pérez "El Renco" y Juan Bautista.

sábado, 16 de junio de 2007

Fraude total de los Miura


La expectación que la afición tenía por la corrida de Miura quedó defraudada ante unos toros descastados, inválidos y con falta de trapío, que tiró abajo la ilusión de la vuelta de esta ganadería a Alicante. Tampoco respondió el público a la hora de llenar el coso, sin cubrirse siquiera la media plaza. Se lidiaron cinco toros de Miura y uno de San Miguel, sobrero por la devolución del quinto de la tarde. Todos ellos parados, sin casta y tampoco asustaron a nadie.


Luis Francisco Esplá lanceó sus dos toros sin pena ni gloria. Sus dos astados, el primero y el cuarto, recibieron un puyazo y un refilón. Esplá inició su lidia con unas tandas de naturales y derechazos sin confiarse, y toreando con mucha ventaja que le dio en sus terrenos al toro. Terminó con unos molinetes y al primero lo mató con un pinchazo y estocada aprovechando el viaje. El segundo también recibió pinchazo y estocada y el matador logró aplausos en ambos.

Juan José Padilla, al iniciar su faena venía dispuesto a quedar bien en nuestra plaza. Sin embargo, al primero le pegaron bastante y se quedó completamente parado, si bien al principio, pudo ligar algunos pases con la derecha. Su segundo fue devuelto a los corrales y sustituido por uno de San Miguel de color sardo. Este último, que Padilla brindó al público, también recibió un puyazo fuerte y comenzó la lidia con unos muletazos de rodilla, seguidos de varios pases con la derecha. Sin embargo, no utilizó mucho la izquierda y con unas manoletinas, como final de su lidia, le pegó una estocada siendo aplaudido.

Rafaelillo salió con mucha decisión y con ganas de triunfar, pero el toro no tenía fuerza ninguna, por lo que el público le insistió que lo matara y dándole una estocada buena complació al respetable. Hubo silencio y palmas por su actuación. En cuanto al último toro de la tarde, le dio una larga de rodillas y siguiendo con lances lo sacó al centro del ruedo. Brindó la faena al público y con un buen puyazo, empezó con derechazos, rematando con el de pecho. Con la alegría que le impuso y el valor del mismo, levantó el ambiente de la plaza. Toreó con ambas manos, rematando muy airoso con una buena estocada, por lo cuál se le otorgó una oreja, la única cortada en la tarde de los Miura.
En fin, una corrida para no acordarse de ella.

Espectáculo para el domingo 17 de junio:
Corrida de Rejones.
Toros de la ganadería de Fermín Bohórquez para María Sara, Andy Cartagena y Leonardo Hernández.

viernes, 15 de junio de 2007

Eugenio Pérez sale a hombros

Foto: José NavarroEl novillero Eugenio Pérez abrió la puerta grande del Coso de Alicante en la primera novillada de la Feria Taurina de las Hogueras de San Juan. Por su parte, Francisco José Bernal dio una vuelta al ruedo y Oliva Soto cortó una oreja.

En la novillada que inició de forma oficial la Feria se han lidiado novillos de la ganadería de San Miguel que han sido muy parejos siendo todos negros y uno tostado chorreado. Destacar que su juego ha sido variable y alguno de ellos estaba inválido pero con casta.

Francisco Javier Bernal se encontró con dos novillos muy sosos y sin fuerza. El primero se quedó completamente parado y no hubo forma de que el novillo sacara genio alguno para poderlo torear y fue despachado con dos pinchazos y descabello y se le aplaudió.

El segundo, un tostado chorreado llamado "Mirlito" de 439 kilos, se prestó más a su lidia -si bien flojeaba en sus patas traseras-. Francisco Javier Bernal lo recibió con unos pases de capa aceptables, dándole una tanda de derechazos bastante buena y que cerró con un pase de pecho. Estuvo bastante bien con la derecha, pero necesitó para matar dos pinchazos y un descabello. Se le dio un aviso y dio la vuelta al ruedo. Creemos que con un novillo más cuajado, el resultado hubiese sido diferente.

Eugenio <span class=Pérez" id="BLOGGER_PHOTO_ID_5076408215853032594" border="0">
Los novillos que le tocaron a Eugenio Pérez -segundo y quinto-, sobre todo el último, fueron los mejores de la tarde. El segundo se lo brindó al público, como el resto de sus compañeros hicieron con sus primeros. Lo recibió bien con la capa y después de un picotazo, le dio una tanda de derechazos, centrándose más con la izquierda. Con acierto de una estocada, le concedieron una oreja.

El quinto, como ya hemos dicho, el mejor de la tarde, después de una variedad de pases con la capa, como verónicas y ortiguinas, llevándolo al caballo, recibió un buen picotazo que fue suficiente. Después de haber sido banderilleado discretamente, Eugenio Pérez, se lo llevó al centro del ruedo dándole unos naturales muy templados y en su afán por quedar bien, el novillero fue volteado. Sin embargo, continuó con mucho valor terminando con un desplante cuando ya tenía a todo el público a su favor. Con esa decisión, el novillero estoqueó muy bien al novillo, con lo que le fue concedida una oreja.

Oliva Soto
Oliva Soto, novillero de Sevilla, venía a Alicante muy bien preparado, después de los éxitos obtenidos en la ciudad del Guadalquivir y en otras plazas. Sin embargo, seguramente necesite novillos con más fuerza y cuajo para llevar a buen término el toreo que él pretende ejecutar. En el primero de la tarde realizó una faena discreta sin perderle la cara al novillo y realizando algunos buenos pases de factura ortodoxa. Terminó con una estocada sin puntilla, lo que le valió una oreja.

El sexto, con casta y bastante genio, fue toreado normal con la capa y muy mal banderilleado. El novillo no tuvo una fijación completa para que el novillero se confiara con el mismo y Soto Oliva cumplió con una estocada y descabello recibiendo aplausos.

En definitiva una novillada que resultó bastante distraída y que como queda dicho, Eugenio Pérez salió por la puerta grande confirmando los triunfos que viene obteniendo en el coso de la Plaza de España.

Resaltamos que con motivo del fallecimiento de don Manuel Lancis el paseíllo se hizo con la interpretación del himno del Club Taurino de Alicante, del cual era presidente de honor perpetuo, guardándose un minuto de silencio.

Espectáculo para el sábado 16 de junio:
Corrida de toros.
Toros de la ganadería de Miura para Luis Francisco Esplá, Juan José Padilla y Rafael Rubio "Rafaelillo".

jueves, 14 de junio de 2007

Los principales espadas y los Miura en Alicante

La feria taurina de Alicante se inicia el viernes con diversas novedades. Una de ellas es la empresa Toros de la Terreta, Servicios Taurinos Integrales, que con Simón Casas e Ignacio Lloret –empresario y representante-­­ a la cabeza, han asumido la explotación de la plaza de Alicante. Esta empresa viene con un gran interés por triunfar en Alicante. Por ello vemos que los carteles expuestos para publicidad están muy bien confeccionados en su conjunto, con un ramillete de toreros de lo mejorcito que hoy se pasea por nuestros ruedos.

Encabezando a todos ellos están nuestro paisano Manzanares, Enrique Ponce, José Tomás, que es la gran novedad para este año, El Cid, El Juli, y así hasta un total de 25 matadores de toros y seis novilleros.

Con respecto al ganado, tenemos una serie ganaderías muy importantes. Esperemos que su juego sea igual al prestigio de su nombre. Sobre todo destacar una corrida, en la que se producirá el regreso a nuestro ruedo de la ganadería de Miura, que hace trece temporadas la vimos por última vez en Alicante.

Muchas novedades con las que esperamos pasar una feria interesante y que al mismo tiempo salgamos de la plaza satisfechos tanto por el buen hacer de los toros como de los maestros.

En definitiva, encontramos un ciclo muy atractivo en el que esperamos tener momentos de gloria y que nuestra plaza esté a la altura de los cosos más importantes de nuestra vieja piel de toro.

Espectáculo para el viernes 15 de junio:
Novillada con picadores.
Novillos-toros de San Miguel para Francisco José Bernal, Eugenio Pérez y Oliva Soto.

miércoles, 13 de junio de 2007

Nace El Coso Digital

El Coso Digital nace por la afición de un grupo de personas al mundo de los toros. Este nuevo medio pretende acercar la tauromaquia tanto a los aficionados como a los interesados en este mundo.

Nuestra intención es publicar en este nuevo periódico digital el resultado de los diversos espectáculos taurinos que se puedan celebrar, así como parte de la historia, acontecimientos y anécdotas ocurridas ya, o que se produzcan en el futuro.

Si nos siguen y tienen la curiosidad de leernos, esperamos complacerles y que nuestro esfuerzo sea un logro en bien de la Fiesta de los Toros.