El Coso Digital

viernes, 15 de junio de 2007

Eugenio Pérez sale a hombros

Foto: José NavarroEl novillero Eugenio Pérez abrió la puerta grande del Coso de Alicante en la primera novillada de la Feria Taurina de las Hogueras de San Juan. Por su parte, Francisco José Bernal dio una vuelta al ruedo y Oliva Soto cortó una oreja.

En la novillada que inició de forma oficial la Feria se han lidiado novillos de la ganadería de San Miguel que han sido muy parejos siendo todos negros y uno tostado chorreado. Destacar que su juego ha sido variable y alguno de ellos estaba inválido pero con casta.

Francisco Javier Bernal se encontró con dos novillos muy sosos y sin fuerza. El primero se quedó completamente parado y no hubo forma de que el novillo sacara genio alguno para poderlo torear y fue despachado con dos pinchazos y descabello y se le aplaudió.

El segundo, un tostado chorreado llamado "Mirlito" de 439 kilos, se prestó más a su lidia -si bien flojeaba en sus patas traseras-. Francisco Javier Bernal lo recibió con unos pases de capa aceptables, dándole una tanda de derechazos bastante buena y que cerró con un pase de pecho. Estuvo bastante bien con la derecha, pero necesitó para matar dos pinchazos y un descabello. Se le dio un aviso y dio la vuelta al ruedo. Creemos que con un novillo más cuajado, el resultado hubiese sido diferente.

Eugenio <span class=Pérez" id="BLOGGER_PHOTO_ID_5076408215853032594" border="0">
Los novillos que le tocaron a Eugenio Pérez -segundo y quinto-, sobre todo el último, fueron los mejores de la tarde. El segundo se lo brindó al público, como el resto de sus compañeros hicieron con sus primeros. Lo recibió bien con la capa y después de un picotazo, le dio una tanda de derechazos, centrándose más con la izquierda. Con acierto de una estocada, le concedieron una oreja.

El quinto, como ya hemos dicho, el mejor de la tarde, después de una variedad de pases con la capa, como verónicas y ortiguinas, llevándolo al caballo, recibió un buen picotazo que fue suficiente. Después de haber sido banderilleado discretamente, Eugenio Pérez, se lo llevó al centro del ruedo dándole unos naturales muy templados y en su afán por quedar bien, el novillero fue volteado. Sin embargo, continuó con mucho valor terminando con un desplante cuando ya tenía a todo el público a su favor. Con esa decisión, el novillero estoqueó muy bien al novillo, con lo que le fue concedida una oreja.

Oliva Soto
Oliva Soto, novillero de Sevilla, venía a Alicante muy bien preparado, después de los éxitos obtenidos en la ciudad del Guadalquivir y en otras plazas. Sin embargo, seguramente necesite novillos con más fuerza y cuajo para llevar a buen término el toreo que él pretende ejecutar. En el primero de la tarde realizó una faena discreta sin perderle la cara al novillo y realizando algunos buenos pases de factura ortodoxa. Terminó con una estocada sin puntilla, lo que le valió una oreja.

El sexto, con casta y bastante genio, fue toreado normal con la capa y muy mal banderilleado. El novillo no tuvo una fijación completa para que el novillero se confiara con el mismo y Soto Oliva cumplió con una estocada y descabello recibiendo aplausos.

En definitiva una novillada que resultó bastante distraída y que como queda dicho, Eugenio Pérez salió por la puerta grande confirmando los triunfos que viene obteniendo en el coso de la Plaza de España.

Resaltamos que con motivo del fallecimiento de don Manuel Lancis el paseíllo se hizo con la interpretación del himno del Club Taurino de Alicante, del cual era presidente de honor perpetuo, guardándose un minuto de silencio.

Espectáculo para el sábado 16 de junio:
Corrida de toros.
Toros de la ganadería de Miura para Luis Francisco Esplá, Juan José Padilla y Rafael Rubio "Rafaelillo".