El Coso Digital

miércoles, 20 de junio de 2007

El Cid y Castella salen por la puerta grande

L.C./D.F.
El Cid y Sebastián Castella salieron por la puerta grande del Coso de Alicante, mientras que Jesulín de Ubrique recibió aplausos. Resaltar la buena actuación de los banderilleros Manuel Molina, Alcalareño, y Pablo Delgado, que acabaron saliendo al tercio a recibir los aplausos del respetable. Por su parte, los picadores solo estuvieron presentes, ya que los toros recibieron algunos puyazos y muchos picotazos. La corrida resultó pequeña, sobre todo en sus cuatro primeros. Los dos últimos toros de la tarde estuvieron bien de presencia.

Jesulín de Ubrique en su primero le tocó un toro sin fuerza alguna ni poder que a los cuatro muletazos se quedó completamente parado. No obstante, el matador intentó torearlo y ante las protestas del público tuvo que echarse a matar, recibiendo el toro una estocada baja. Algunos pitos. En su segundo, tras un picotazo y dos pares y medio de banderillas, lo brindó al público. El diestro se colocó de rodillas al lado de las tablas y con cuatro ayudados llegó hasta la raya de picadores. Algunos derechazos buenos y naturales con el de pecho, recibió un aviso y mató con dos pinchazos y descabello. Aplausos.

El Cid, como siempre con su toreo bien hecho y de emoción por su buen hacer, recibió a su primero con seis verónicas y una media, haciendo un quite por chicuelinas. Se lo brindó al público y sacando el toro a los tercios le dio tres derechazos hondos y buenos y cuatro naturales, todos ellos rematados con el de pecho. Después, cogiendo el estoque de matar le dio unas manoletinas dándole una estocada baja, logrando una oreja. El quinto toro, tras un lanceo y unos pases por delantales, recibió un puyazo. Le colocaron dos pares de banderillas, una de ellas muy buena, haciendo que saliera el peón a saludar. Con unos pases por alto y por bajo, El Cid sacó al astado al centro del ruedo, dándole una tanda de naturales y derechazos con desplante y adornos que hicieron levantar al público. Pinchazo sin soltar y otro pinchazo hondo que bastó, otorgándole el presidente una oreja que le abrió la puerta grande de la plaza de Alicante.

Sebastián Castella, en su primer toro, lo lanceó con verónicas, recibiendo el astado un solo picotazo, ya que no tenía para más. El matador francés continuó con un quite por chicuelinas, al que se ovacionó. El toro recibió tres pares de banderillas y el respetable aplaudió a su peón por la colocación de uno de los mismos. El diestro, tras brindar al público, se colocó en el centro del ruedo haciendo el pase cambiado, sin moverse con el de pecho y volvió a repetir la misma acción. Naturales muy bien ligados y derechazos y terminó con una buena faena en el mismo centro, pero siempre con los mismos pases. Con un repertorio de adornos le dio una gran estocada, recibiendo una oreja. El sexto, más quedado que este primero, recibió un puyazo desmontando al picador y con su fuerza derribó al caballo, quedando un poco lesionado el castoreño, por lo que no pudo continuar. Después, el francés realizó su faena con derechazos y naturales, lo que resultó casi monótono. Mató con un pinchazo y una estocada buena, recibiendo un aviso. Sebastian Castella logró una segunda oreja que le permitió salir por la puerta grande.

Espectáculo para el miércoles 20 de junio:
Corrida de toros.
Toros de la ganadería de Jandilla para Luis Francisco Esplá, Julián López "El Juli" y Alejandro Talavante.